Administrar

Bloc de les aventures i desventures de la Carme

Gijón

Carme | 16 Desembre, 2007 14:10

Fueron solamente cuatro dias, cinco noches, las que pasé en Gijón.  Un compañero de Menéame me habia reservado una habitación en un hotel frente al mar, en la Playa de San Lorenzo. Hacia siglos que no iba a un hotel, y lo encontré muy cálido y muy bien situado y un servicio estupendo. Dormirte o levantarte con el mar frente a tu ventana, una pasada.

 

 

(Hotel Alcomar al fondo, playa de San Lorenzo, Gijón)

El motivo de mi visita a la ciudad era de trabajo, tenia las Jornadas del Tecnimap en mente, las cuales me defraudaron un pelín, demasiado "comerciales" aunque habia ofertas tecnológicas bastante interesantes, pero si no eran un mandamás en tu organismo apenas ni te miraban...

La ciudad preciosa, tenia que caminar unos minutos por toda la playa hasta llegar al rio Piles, para luego seguirlo por el paseo o por el parque hasta la Feria de Muestras. 

 

 

Para los que me decían "abrígate que va a hacer mucho frio por allí", deciros que tuvimos un tiempo genial, hasta soleado un par de dias, y una temperatura mínima algún dia de 10º, nada mal comparando con el tiempo que habia dejado atrás en Mallorca el dia anterior, hasta nos atrevimos a sacarnos las chaquetas paseando por la playa con el solecito que hizo, eso sí, el dia de la partida empezaron a caer cuatro gotas. 

En las horas que me escapaba del Tecnimap aproveché para conocer la ciudad, a veces de manos de mi anfitrión, otras por mi cuenta, zonas como Cimadevilla donde descubrí la escultura de Chillida, o los Jardines de Isabel la Católica, donde se te paseaban por delante tuyo los pavos, patos, cisnes y demás aves que se refugiaban por allí, una pasada de jardines.

 

(El Ojo del Horizonte, de Chillida)

También aproveché un dia para ir al cine, dado que era el Festival de Cine de Gijón, unos precios que bien valia la pena cogerse la semana de vacaciones para ir todos los dias y horas a ver las películas que te interesaban, como muchos asturianos hicieron. 

De la comida y bebida casi mejor no cuento nada, llegué con tres kilos de más de tan bien que comí. Allí combaten el frio comiendo y bebiendo por supuesto sidriña. Los menús incluían tres platos y postre, al segundo yo ya no podia ni creerme las cantidades que ponian. 

En fin, que disfruté mucho de la visita. Tengo en mente poder visitar el resto de Asturias un dia de estos.

Y si quereis ver más fotos las teneis en mi flickr. Besos.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS